EXPOSICIONES Fotografía

Foto Reporteros 2017 – Premios Nacionales de Fotoperiodismo

Fotoreporteros 2017

FECHA

DESDE

26

Mayo 2017

HASTA

18

Junio 2017

INAUGURACIÓN

26

Mayo

13:00

Horas


CATEGORÍAS

EXPOSICIONES
Fotografía


ORGANIZA

(ANIGP-TV)


PALACIO QUINTANAR, centro de innovación y desarrollo para el diseño y la cultura, de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, acoge la exposición colectiva de fotografía de las obras premiadas y seleccionadas en la V edición de los Premios de Fotoperiodismo 2017, convocados por la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión (ANIGP-TV).

Las imágenes más relevantes de este año en el panorama del fotoperiodismo

Foto Reporteros 2017

En colaboración con la Fundación Siglo de Castilla y León y la Asociación de Periodistas de Segovia se inaugura esta exposición con los trabajos premiados y finalistas de este año en el Premio Nacional de Fotoperiodismo, el Premio Enrique Meneses y el Premio Félix Ordoñez. Detrás de las fotografías seleccionadas se encuentran prestigiosos fotoperiodistas como Maysun Abu-Khdeir, Ricard Garcia Vilanova, Susana Vera o Jesús Blasco de Avellaneda, entre otros.

Entrega de galardones

El día 26 de mayo, después de la inauguración, tiene lugar la entrega delos Premios Nacionales de Fotoperiodismo que convoca la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión (ANIGP-TV).

El primer premio y ‘Foto del año’ ha recaído en Santi Palacios, con una imagen donde se aprecia a un voluntario que sostiene a un bebé mientras otros tratan de ayudar a un grupo de refugiados que acaba de alcanzar las costas de la isla griega de Lesbos tras permanecer varias horas a la deriva.

El segundo premio ha recaído en Juan Carlos Rojas con la fotografía en la que el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato mira tras una verja, ante la presencia de un policía,  durante  un registro en su despacho.

Olmo Calvo ha obtenido el tercer premio con una imagen de una familia procedente de Siria que espera junto a un pequeño bosque una señal para salir a tomar un taxi ilegal, entrando en Hungría por el paso de Roszke tras escapar de la policía a través de una plantación de maíz.